Ficha práctica: transporte

Laura -

OBJETIVO: Transmitir buenas prácticas para transportar alimentos, manteniendo las temperaturas requeridas y preservando la integridad de los envases según la ley.

PUNTOS CLAVE: Temperatura (domino de la cadena del frío*), estado del vehículo y del material de entrega.

PUNTOS DE CONTROL Y RECOMENDACIONES:

  •  Dominio de la cadena del frío (productos refrigerados* y congelados*)  
    • Antes de la carga: asegurarse de que el vehículo de entrega y las cajas isotérmicas cumplan con las temperaturas requeridas (por ejemplo, asegurarse con antelación de que el vehículo tiene la temperatura adecuada para el momento de cargarlo; ajustar la temperatura de las cajas isotérmicas antes de la carga).
    • Durante la carga y descarga:
      • Evitar el malgasto del frío (ejemplo: mantener la puerta del vehículo o de las cajas cerrada entre carga y descarga).
      • Limitar el tiempo de carga y descarga (ej.: para los productos congelados o refrigerados, respetar la regla de los 30 minutos como máximo durante el conjunto de operaciones como carga y descarga), sacar y cargar los productos refrigerados y congelados en el último momento, descargar los productos refrigerados y congelados en primer lugar y almacenarlos inmediatamente en una cámara de frío o un frigorífico/congelador).
    • Durante el transporte:
      • Los congelados deben ser transportados a -18 ºC (en un vehículo frigorífico equipado con regulador de temperatura si la duración del transporte es superior a 8 h).
      • Los productos refrigerados son transportados entre 0 °C y + 4 °C. (ver Ficha práctica - Cadena de frío). Cumplir, en todos los casos, las temperaturas recomendadas en las etiquetas de los productos
      • En el caso de no disponer de camión frigorífico, el transporte de productos refrigerados o congelados (sin fraccionamiento de carga*) se limita a 80 km máximo a partir del lugar de carga (lo que corresponde aproximadamente a 1 h 30 de transporte) para mantener los productos a la temperatura reglamentaria (soluciones alternativas: carretilla con placas eutécticas, bolsas de hielo...); fundas isotérmicas que garanticen unas 2 horas sin malgasto de frío (variable según el fabricante); agrupar los productos refrigerados y congelados, ya que se ralentiza el malgasto de frío).
  • Almacenamiento de productos:
    • Separación de los diferentes productos:
      • Separar los productos alimentarios de los de limpieza, separar las frutas y las verduras crudas del resto de productos, separar productos de almacenaje a temperatura ambiente/refrigerados o congelados.
      • Si los productos de limpieza no se pueden aislar de los productos alimentarios, meterlos debajo de los alimentarios.
      • Evitar que los productos entren en contacto con el suelo y las paredes laterales del vehículo (utilizar cajas para las frutas y verduras, por ejemplo).
      • Almacenar los productos por orden.
      • Utilizar el material adaptado al transporte y a la manipulación de los productos alimentarios.
    •  Limpieza del vehículo de entrega y otros métodos de transporte:
      • Mantener el material de transporte en buen estado y limpiarlo regularmente.
      • Limpiar regularmente el exterior del material de transporte.
      • Garantizar que los productos no entren en contacto con la suciedad (con el agente refrigerante* o agentes dañinos).
      • Hacer revisar los termómetros del vehículo frigorífico cada dos años por un organismo acreditado.
      • Los vehículos que transporten productos alimentarios perecederos deben ser objeto de un control técnico.
    •  Limpieza/desinfección del vehículo de entrega y otros materiales de transporte:
      • Limpiar el material de transporte después de cada uso.
      • Desinfectar el material en caso de que esté sucio y registrar la desinfección
      • La limpieza de vehículos fletados (vehículo subcontratado) es responsabilidad del transportista.
  • Utilización de la ficha práctica, fuente e información complementaria:
    • Utilización de la ficha práctica: esta ficha pretende ofrecer recomendaciones de buenas prácticas alimentarias durante la distribución de productos, y no puede interpretarse como prescriptora. Se trata de una herramienta para contribuir al cumplimiento de las obligaciones reglamentarias relativas a la higiene y la seguridad de los productos.

Información complementaria: Para cualquier pregunta, te invitamos a consultar la web de la Agencia española de Consumo, Seguridad alimentaria y Nutrición

¿Tiene más preguntas? Enviar una solicitud

Comentarios

Tecnología de Zendesk