Higiene de los alimentos: reglas básicas

Laura -

Estas recomendaciones no son exhaustivas. Para más precisión puedes consultar la Guía de buenas prácticas del Consumidor agro-alimentario.

Las reglas básicas de higiene de los alimentos:

  1. Cumplimiento de la cadena de frío
  •  Utilizar bolsas isotérmicas (o neveras) durante el transporte de los productos refrigerados y congelados hasta el domicilio;
  •  Limitar el tiempo de espera de estos productos (tiempo en el que no están refrigerados);
  •  comprobar que la nevera (+4 °C) y el congelador (-18 °C) funcionen correctamente.
  1. Cumplimiento de una higiene personal rigurosa
  •  lavarse las manos frecuentemente, especialmente después de ir al baño y de cualquier manipulación contaminante (por ejemplo, mocarse, vaciar la basura, preparar alimentos crudos...);
  •  evitar toser y estornudar sobre los alimentos;
  •  mantener las manos y las uñas limpias y proteger cualquier herida con una tirita impermeable.
  1. Limpieza y desinfección del material
  •  Limpiar el material y los utensilios de cocina después de cada uso;
  •  Limpiar la nevera al menos una vez al mes y el congelador al menos una vez al año; desinfectarlos con agua y lejía y enjuagarlos.
  1. Cumplimiento de los límites de consumo
  •  No consumir productos después de su fecha de caducidad.
  1. Reglas de conservación y consumo de productos
  •  Lavar con cuidado las verduras de tierra y plantas aromáticas que se consuman frías;
  •  Proteger los productos sin envasar en la nevera (restas, productos abiertos), distribuir los alimentos según la temperaturas de ésta y del nivel de contaminación de cada producto (ver esquema de ordenación de la nevera, ficha del consumidor);
  •  Consumir rápidamente (24 h o 48 h) los productos cuyo envase haya sido abierto;
  •  Recalentar los alimentos y los platos precocinados con cuidado antes de su consumo.

Recomendaciones específicas principales para las personas vulnerables

  1. No consumir productos potencialmente portadores de gérmenes patógenos, toxinas o parásitos
  •  leche cruda y quesos elaborados con leche cruda
  •  carne ahumada, marinada, en paté, foie-gras;
  •  crustáceos, frutos de mar, pescado crudo, salmón ahumado, huevos de pescado, surimi, tarama;
  •  germinados crudos (trigo, soja, quinoa).
  1. Cocer bien los productos sensibles
  •  Carne picada, carne de ternera, cordero, cerdo, ave (visualmente, la carne bien cocida no queda rosada en el interior);
  •  productos de charcutería crudo para cocer (salchichas, hamburguesas, empanadas...);
  •  huevos;
  •  pescado (la piel de un pescado bien cocido se separa con facilidad).
  1.  Limitar el consumo de pescados grasos a dos veces por semana
  •  Pescado graso: pez espada, atún, bonito, sardina, salmón, caballa, pez aguja, tiburón, lamprea.
  1.  Las personas con algún tipo de alergia alimentaria  no deberían consumir productos de composición desconocida.
  2. Proteger los productos durante su conservación (utilizar un papel film)
  • Utilización de la ficha práctica, fuente e información complementaria:
  • Utilización de la ficha práctica: esta ficha pretende ofrecer recomendaciones de buenas prácticas alimentarias durante la distribución de productos, y no puede interpretarse como prescriptora. Se trata de una herramienta para contribuir al cumplimiento de las obligaciones reglamentarias relativas a la higiene y la seguridad de los productos.

 

Información complementaria: Para cualquier pregunta, te invitamos a consultar la web de la Agencia española de Consumo, Seguridad alimentaria y Nutrición

¿Tiene más preguntas? Enviar una solicitud

Comentarios

Tecnología de Zendesk